Vacaciones, playa, mar argentino y pesca con mosca? Imprimir
Otras Pescas
Escrito por Juanito   
Lunes, 17 de Marzo de 2008 15:21

Gerardo Martinetto nos relata la pesca que hicieron junto a Fernando Berti en cercanías de claromecó.

Pescadillas
Vacaciones, playa, mar argentino y pesca con mosca?

 

Hace varios años que visito la costa argentina junto a mi familia en vacaciones, y siempre regreso pensando en intentar alguna experiencia en el mar, pero tanto la falta de planificación como de servicios dedicados a esta modalidad lo hacían imposible.
Este año invitado por Fernando Berti, amigo y propietario de un fly shop en Tres Arroyos decidimos viajar hasta el balneario de Claromecó a solo 70 Km. de esta ciudad y disfrutar de unos días allí. Lo primero que le pedí a Fernando fue que organizáramos una salida de pesca y con la confirmación de que podríamos entrar a mosquear, sume el equipo que me pareció más conveniente, até unas cuantas moscas de prueba y partimos.
Una vez instalados y luego de disfrutar de unos días hermosos de playa con la familia, Fernando me comunica que las condiciones del mar son las óptimas y que entraremos por la tarde.

 

El lugar
Cruzando el arroyo Claromecó se encuentra Dunamar; desde allí accedimos en camionetas por la playa, y luego de pasar un lugar llamado “el caracolero” llegamos a la zona elegida, un paraje conocido como Médano Blanco (a solo 10 km.)
Luego de instalar las familias en la playa, tiramos el gomón al agua y partimos,  navegamos escasos 15 minutos y ya estábamos anclados. 

bajando el gomon 

La pesca
Fernando me comenta que hay que juntar el cardumen cerca de la embarcación para tener chances con mosca y para lograrlo hay que bajarles carnada, de esa manera el movimiento de peces atrae a mas peces y tendremos posibilidades con los cazadores.
La profundidad y densidad del agua salada son uno de los inconvenientes a tener en cuenta, ya que muchos de los peces comen pegados al fondo y estábamos anclados a aproximadamente ocho metros de profundidad, con lo cual nuestras líneas y moscas quedan fuera de alcance.
Mientras armábamos nuestros equipos, mi hermano Javier y Federico ya tenían los primeros piques mezclados de gatuzos, corvinas, congrios, meros, brótolas y “pescadillas”.
Empezamos a tirar nuestras moscas cuando de repente aparecieron algunos pejerreyes grandes en superficie, el primer tiro de Fernando atrajo a uno que tomo la mosca a solo unos metros del bote. Hermoso!!

Luego de un rato desaparecieron y comenzamos a dejar profundizar nuestras líneas para intentar con alguna de las otras especies, y de pronto Fernando, nuevamente otro pique, esta vez una hermosa pescadilla. ¿Como te tomó? le pregunto, hacé un tiro bien largo en contra de la corriente y dejala profundizar casi hasta llegar al gomón y desde allí comenzar a recogerla lentamente…Hice lo correcto y al segundo tiro un fuerte sacudón y clavada, otra pescadilla que tomaba perfectamente la mosca. Luego de encontrarle la vuelta al asunto era solo cuestión de bajarla y pique.


Cuando nos decimos a fotografiar algunas, nos dimos cuenta que con el apuro nos habíamos olvidado las máquinas en la camioneta y decidimos salir, yo dentro mío pensaba si nuevamente encontraríamos el cardumen.

Luego de unos mates, entramos nuevamente pero anclamos en otro lugar, esta vez más cercano a la costa.


Luego de un rato de inacción, empezaron a salir las primeras, bastante más chicas que las anteriores pero en mayor cantidad, había tanta actividad de peces que comenzaron a tomar las moscas bajando o casi en superficie, luego de varios dobletes, decidimos corrernos nuevamente con el objetivo de buscar mejores tamaños y ver si podíamos dar con algunas palometas.

En esta tercera parada nuevamente tuvimos varios piques de pescadillas grandes, pero las palometas no quisieron aparecer, por lo que quedan como tarea para un próximo viaje.


La experiencia sirvió para dejar en claro que tenemos mucho por descubrir todavía sobre nuestros peces y pesqueros, y si bien estamos un poco alejados de las truchas y la Patagonia, el hecho de poder combinar el mar con nuestro querido deporte, hace que miremos el destino con más convencimiento.

 

Equipos Utilizados:
Utilizamos cañas Redington CPS y SS #9 y líneas DC 400 gr. y DC Deep sea 300gr.
Leaders cortos de 5 ft.

Las moscas más rendidoras fueron Clouser Minnows atadas en anzuelos #1/0 en colores blanco/blanco, gris/blanco y rosa/blanco.


 

Cosas a tener en cuenta:
Además de todas las precauciones que debemos tomar del punto de vista de la seguridad en la embarcación: salvavidas, comunicación, etc., hay dos cosas que me parecen importantes para destacar, una es el tema del sol, que mar adentro se hace sentir con toda su fuerza, por lo tanto debemos utilizar ropa adecuada y protectores solares de factores altos.
Por segundo, el tema de los mareos y descomposturas que nos producen las oscilaciones y movimientos propios de las olas, por lo que les recomiendo utilizar previo a la salida una de las famosas pastillas recomendadas para estos problemas, de lo contrario la salida se puede convertir en una pesadilla.

 

Gerardo Martinetto

 

Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Última actualización el Martes, 01 de Septiembre de 2009 16:33