ConMosca.com.ar

 
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Escribinos tu nota!

Si hiciste un viaje aunque no hayas pescado nada (no importa, nosotros tampoco pescamos mucho...), si querés contarnos como te fue, mandarnos fotos o escribite una nota, estas invitado!!!. Solo enviala a webmaster @ conmosca.com.ar y te la publicamos!!.

 

Dorados

Toda la info de la pesca del Dorado

 

Truchas

Todo sobre la pesca de truchas

 

Tarariras

Todo sobre la pesca de tarariras

 

Otras Pescas

Otras especies para pescar con mosca
Alumine... 3 días, una gran aventura Imprimir
Truchas
Escrito por Emilio Quaranta   
Martes, 26 de Diciembre de 2006 20:38

Se acercaba Diciembre y Junto a Máximo Fernández Gorgolas, Nicolás Pirsztuk y Quique (el Duende) comenzamos a planear la salida de pesca para el fin de semana largo del 8,9 y 10 de Diciembre. Así fue que luego de varios destinos pensados que nos ofrece nuestro inmenso país para la actividad que compartimos, entre ellos los grandes dorados del Juramento en Salta, los arroyos de las sierras de Córdoba con sus truchas selectivas, o bien un intenso viaje de tres días de pesca en la Patagonia Norte, terminamos convenciéndonos que esta última opción sería la mejor y más aprovechable alternativa.

Nico en el Pulmari 

De todos los ambientes de la Patagonia Norte, nuestro destino elegido fue precisamente Alumine, en Neuquén, lugar en donde inicie mis primeros pasos de pesca en aguas patagónicas, y al cual nunca deje de ir por su gran encanto y ambientes vírgenes que nos ofrecían. Después de coordinar y planificar la salida, reservar la habitación en la Hostería Alumine y consultar el estado de los ríos a mi gran amigo Gustavo Bergesse, oriundo de la ciudad de Córdoba y residente en Alumine desde hace 16 años, surgió un problema que lamentablemente impediría viajar a Quique. Pero no va a faltar oportunidad para que concretemos un viaje con él, porque realmente vale la pena compartirlo.

Llega el 8 de diciembre y durante un tranquilo viaje de 1300 Km por los campos sembrados del sur de Córdoba, las imponentes extensiones ganaderas de la Pampa, el interminable camino del desierto y los manzanares y viñedos del Alto Valle de Río Negro, llegamos a los primeros indicios de cordillera, con sus picos aún nevados, torrentes de deshielos y caminos sinuosos de montañas. Continuamos el viaje hasta llegar a la Cuesta de Rahue (foto) que nos indicaba que faltaban 30 Km para llegar a destino y completar los 1500 Km de viaje.

Bajada de Rahue

Llegamos a Alumine aproximadamente a las 18 hs como estaba planeado, y nos dirigimos directamente a la Hostería para desempacar. Como todavía nos quedaban 3 horas de luz y nuestras ansias por mojar las moscas eran muy grandes, decidimos comenzar a pescar esa misma tarde. Nuestro primer destino fue el Río Alumine (pozo reluciente en lengua mapuche), en los accesos cercanos al pueblo, que por su alto caudal típico de la fecha, era casi imposible vadearlo. De todos modos lo intentamos y Maxi cobro una importante y muy peleadora trucha Arco Iris de aproximadamente 1,5 kg, con una pheasent tail en 14 (la foto se la debemos ya que en ese momento debido a la gran ansiedad por pescar, nos dejamos la cámara en el auto). Seguimos intentando y el río se ponía cada vez más difícil, mucha agua y muchos sauces, era imposible llegar con un buen cast a la zona donde pensábamos que estarían las truchas. Cayo la noche y sin ningún otro pique nos volvimos a la hostería para darnos una buena ducha y cenar unas exquisitas “Pastas Patagónicas” en el restaurant La Posta del Rey de nuestro amigo Bergesse.

Día sábado 9 de diciembre, una luz de sol matinal se colaba por las ranuras de la ventana de la habitación indicándonos que empezaba nuestro primer día efectivo de pesca. A las 7:30 hs tomamos un abundante desayuno en la hostería y entre las compras para el almuerzo lo pasamos a buscar a Seba Leonardi que se preparaba para despedirse de su ultimo día por la zona. Nuestro destino elegido sería el majestuoso Pulmari, que por su excelente pesca y ambientes muy cambiantes, es uno de los destinos más recomendados para la pesca con mosca en la Patagonia Norte. Cerca de las 8:30 hs hicimos nuestra primer parada en la zona denomina Estrechura del Ñanco, el principal y más rendidor acceso de la zona baja del pulmari. Es un tramo de torrente pedregoso, con estrechamientos rocosos, costas de sauces y lengas y fondos con grandes piedras bola.

Pulmari

Al llegar nos sorprendió una gran eclosión de caddis y mayfly lo que nos motivo a comenzar pescar con líneas de flote y moscas secas en anzuelos 14, 16 y 18. Las moscas más rendidoras por la mañana fueron la Goddard Caddis, Addams y soft hackle, con las que logramos las primeras capturas del día. Las truchas, en su mayoría Arco Iris, estaban muy selectivas por la abundante comida, era determinante una buena presentación de la mosca, tippet fino y una correcta deriva, puesto que si no hacíamos esto correctamente las truchas pasaban por alto nuestras moscas. Distinto fue el caso de Maxi, que debido a la captura del día anterior, comenzó pescando con pheasent tail en 14 o 16 simulando una emergencia de mayfly con la cual obtuvo excelentes resultados. Durante toda la mañana los resultados fueron parejos, cobramos varias capturas de truchas chicas y medianas, y nos sirvió para poner en practica nuestra técnica y testear nuestras moscas y equipos. Así fue que pasado el medio día, la actividad se redujo impresionantemente, terminaron las eclosiones y dejamos de tener piques. Pensamos que era nuestro momento de comer algo, decidimos descansar un rato y almorzar una buena picada de fiambres, conservas y buen vino tinto, para luego dormir una siesta bajo las lengas o bien charlar y contar anécdotas pasadas.

Arco iris

Luego del momento de ocio y charlas volvimos al río, esta vez nos separamos, Nico y Seba se quedaron en el mismo acceso de la mañana y Maxi y yo fuimos a buscar trofeos a los pozos más profundos río arriba. La actividad estaba pobre, logramos capturar algunas Arco Iris y marrones pequeñas con ninfas, probé con wolly bagger negra que tantas satisfacciones me había dado en este río y no logre tentar ninguna marrón grande. La mayoría de los piques de la tarde los tuve con kaufman stone rubber legs, oscuras y claras, y con cachu fly con dubbing de jabalí ambas en anzuelos 10 y 12. Como los resultados no variaron durante la tarde, con capturas esporádicas de truchas pequeñas y medianas, decidimos buscar accesos río abajo, cerca de la Estancia Pulmari, donde terminaríamos la jornada de pesca con resultados parejos. Caída la noche, pasamos un agradable momento al lado del río, desarmando y guardando los equipos, contando anécdotas y degustando un buen whisky. Posteriormente regresamos a la hostería y después de una buena ducha, nos juntamos con Seba, Fernando Cabona, y Luis a comer un espectacular chivito que nos preparó Gustavo Bergesse en el restaurant, y así terminar el día despidiendo a nuestros amigos que se volverían a Buenos Aires al día siguiente.

Suena el despertador denunciando las 6:45 de la mañana, el domingo nos recibe para disfrutar de otra buena jornada de pesca. Esta vez el destino elegido sería el arroyo Malalco, al cual debíamos llegar bien temprano para aprovechar el pique de la mañana, puesto que el mismo se enturbia a partir de las 14 hs por el agua de deshielos que arrastra sedimentos y quitan cualquier posibilidad de pesca. Luego de un buen desayuno, partimos rumbo a Quillen, aproximadamente 50 km al sur de Alumine, a medida que nos acercamos al Parque Nacional Lanin el ambiente se va tornando más boscoso, hasta llegar a Gendarmería Nacional, puerta de acceso al Parque Nacional. Dos kilómetros más adelante aparece el lago Quillen, entre bosques de lengas, cohiues y robles, se denota el lago con el majestuoso Volcán Lanin de fondo, a la izquierda está la boca del río Quillen, en donde la increíble transparencia del agua y la escasez de viento nos dejaban ver el fondo, y a la derecha la casa del Guardaparque.

Lanin

Continuamos 5 km desde la casa del Guardaparque y alrededor de las 8:30 hs llegamos al Lof Mapuche (comunidad) Lefiman, saludamos a los habitantes de estas tierras vírgenes, armamos los equipos y comenzamos la caminata río arriba por el Malalco. El Malalco es un arroyo de montaña, de los denominados “spring creeks”, que bajan lentamente con runs muy lentos, curvas largas y champas, sin pozos profundos lo que lo hace ideal para pescar con líneas de flote, moscas secas y ninfas en tamaños que van del 14 al 20. Lo mejor de todo es que está enmarcado en un valle de singular belleza, con montañas aún nevadas y bosques de lengas aislados.

pesca

Comenzamos nuestros primeros lanzamientos metros arriba de la comunidad mapuche y los resultados no se hicieron esperar. Nico comenzó pescando algunas Arco Iris medianas con ninfas pequeñas y secas. Continuamos la caminata y en un pozo bastante más arriba, con una cachu fly en 12, logre engañar una muy linda Arco Iris que soltó la mosca unos segundos después, entre desconcierto y apuradas logre un lanzamiento rápido y volvió a tomar la misma mosca, esta vez asegurándome que estuviera bien clavada, la arrime hacia mí, sutilmente le quite la mosca y la devolví a su ambiente. Me llamo la atención lo flaca que estaba esta trucha, mi hipótesis fue la falta de alimento y los desoves de septiembre y octubre, fecha en que las Arco Iris lo hacen, ya que en otras épocas las truchas están más gordas y peleadoras.

AI de Emilio

Continuamos nuestra lenta caminata río arriba, donde logramos ver muchas truchas de buen tamaño, cerca de los 2 kg, pero estaban estáticas y no se movían, le pasábamos distintos tipos de moscas por la boca y se quedaban como si nada hubiera pasado. De repente, sobre la superficie del agua comenzamos a ver un poco de actividad, una gran eclosión de caddis se hacia presente, por lo que cambiamos nuestras moscas y probamos con imitaciones de adultos de caddis en anzuelos 16 a 18. En una buena presentación y una deriva perfecta un borbollón hizo desaparecer la mosca, una helk caddis en 16, espere un segundo y levante mi caña, esto hizo que una linda marrón se prendiera a la mosca y luego de la pelea lograra arrimar hacia la costa.

Ai Flaca

Continuamos caminando y el pique comenzó a decaer, Maxi y Nico sacaron algunas Arco Iris más y yo con piques fallidos. Cerca de las 14 hs los deshielos que traían los sedimentos comenzaron a hacerse presente y el río se enturbió por completo, por lo que tuvimos que abandonar la pesca y regresar hacia nuestro vehículo con la idea de volver a la boca del Quillen, y en medio de la belleza e inmensidad del lugar almorzar bajo la sombra de un árbol. Después de almorzar y dormir una tranquila siesta en la boca del Quillen, nos encontramos con un grupo de pescadores rosarinos, uno de los cuales lo conocía a Maxi y a Nico. Nos invitaron a tomar unos mates y charlar acerca de la actividad que compartimos, para luego encarar el río Quillen en el tiempo que quedaba de la tarde. Decidimos bajar al río en Gendarmería y pescarlo un poco en los pozones profundos río arriba y posteriormente en la laguna que se forma detrás de Gendarmería. Al principio los resultados fueron pobres, Nico y yo logramos capturar algunas truchas chicas. Luego nos llamo la atención el comportamiento de las truchas, comenzaban a saltar un metro afuera del agua, parecía que estaban comiendo algún insecto volador e intentaban agarrarlo en vuelo, truchas chicas, medianas e impresionantes Arco Iris de gran tamaño hicieron lo mismo durante dos o tres horas.

Caña 

Para tentarlas probamos con damsel y dragon adultos y nada, con caddis y mayfly adultos y nada, hasta que Bruno, uno de los rosarinos hizo un lanzamiento con una wolly bagger negra hacia el mismo lugar en que segundos antes había saltado una Arco Iris de unos 3 kg, y esta sin dudarlo tomo la mosca, dos corridas, un salto impresionante y corte del tippet. Luego yo probé la misma técnica con una kaufman stone rubber legs y logre seducir a una marrón mediana pero peleadora. En la última hora de luz las truchas dejaron de saltar, el viento se paro por completo, y de repente la laguna se lleno de caddis y mayfly emergiendo por todos lados, una nebulosa de insectos voladores que salían del agua tentando a todas las truchas del lugar. La actividad duró unos 45 minutos, los salmónidos comían en el centro de la laguna por lo que era imposible alcanzar el lugar con un lanzamiento, debido a esto, salí del agua y me quede contemplando dicho espectáculo de la naturaleza, hasta que cayo la noche y nos juntamos con Maxi y Nico para guardar los equipos y emprender el regreso hacia la hostería, posteriormente cenar y dormir para juntar energías para el ultimo día de pesca del viaje.

Lunes 10 de diciembre, la luz matinal del ultimo día se empieza a notar, a nosotros, cansados por las largas caminatas y vadeos de los días anteriores, nos costaba mucho poder levantarnos temprano, pero ni bien nos concientizamos que quedaba solo un día de pesca preparamos los equipos, desayunamos y nos pusimos como destino nuevamente el Pulmari, otra vez en la Estrechura del Ñanco.

Ai 

Llegamos al río a las 8:30 hs y tal cual había sucedido el primer día nos esperaba con una gran eclosión de caddis y mayfly, lo que nos llevo a repetir la misma técnica utilizada ese día, así logramos varias capturas de Arco Iris medianas y pequeñas con adultos de caddis, mayfly y soft hackle. Rápidamente comenzamos a caminar río abajo, para llegar a los pozones profundos y lograr algún trofeo para despedir el viaje. Ni bien llegamos, Nico logra engañar una muy linda Arco Iris hembra de unos 60 cm con una cachu fly. En el mismo lugar, un poco más abajo, yo intentaba con wolly bagger, usando una línea sinking tip grado 6 lograba darle profundidad a la mosca rápidamente y así pude capturar una linda Arco Iris y una Marrón muy peleadora de colores oscuros.

Devolucion

Seguimos río abajo y el cause se tornaba torrentoso, generando rápidos de mucho caudal en los cuales, con las moscas red fox squirrel nymph y cachu fly, logramos capturas de truchas muy peleadoras y sumando la correntada se transformaba en un verdadero desafío arrimarlas.

Corredera

Mas tarde, cerca del medio día, Nico logro prender una Arco Iris macho de aproximadamente 65 cm en una corredera que terminaba en un pozo bastante profundo, que luego de una gran pelea pudo arrimarla y meterla adentro del copo, me acerque para contemplar el momento y colaborar con la foto para que luego sea liberada nuevamente a su ambiente.

Nico y su AI 

Cuando comenzamos a sentir que el hambre nos llamaba, nos juntamos cerca de las 13 hs y emprendimos el regreso hacia nuestro vehículo, desarmamos los equipos, guardamos todo y 20 minutos más tarde estabamos llegando al lago Ñorquinco, lugar elegido para el almuerzo y la siesta habitual de la tarde. Mientras Maxi y yo descansábamos, Nico aún con ansias de lograr un gran trofeo, se dirigió a la boca del Pulmari para probar suerte, logró pescar una pequeña Arco Iris y continuó su búsqueda ansiada a pesar del fuerte viento. Más tarde el frío y el viento nos convencieron de buscar algún acceso en la parte alta del Pulmari, aquí el río baja lentamente con zonas bastante profundas, es similar a un spring creek pero de mayor caudal. Aquí es posible, con algo de dificultad, capturar alguna Marrón importante en transición entre el lago Pulmari y el Ñorquinco. Saliendo del Parque Nacional Lanin, hay un acceso a mano izquierda denominado Camping Mapuche Ñorquinco, parecía un lugar abandonado, pero como la tranquera estaba sin llave decidimos entrar. Llegamos al río y armamos diferentes equipos para probar suerte, Nico y Maxi con líneas de flote y yo con Línea Sinking Tip grado 6, para lograr profundidad. Intentamos todo tipo de moscas y técnicas y lo único que logre fue perder varias moscas por los enganches. Es un lugar ideal para el hábitat de salmónidos pero ellos no estaban, tal vez en otra época será posible.

Laguna

Faltando dos horas para que acabara el día y cansados de intentar sin resultados volvimos a la zona baja del Pulmari, esta vez dos kilómetros arriba de la Estrechura del Ñanco, aquí el río es de similares características que más abajo, sólo que con pozos bastante más profundos y piedras aún más grandes. Llegamos al río armamos los equipos y comencé a probar en una corredera grande y larga que terminaba en un pozón muy profundo. Aquí logre capturar dos Marrones muy peleadoras y de colores espectaculares, con pintas negras y rojas muy marcadas. Maxi más abajo logro capturar su última Arco Iris del viaje y Nico aún más abajo también logro su último trofeo, una linda Marrón.

Marron

De este modo, mientras quedaban pocos minutos de luz, el Pulmari nos despedía con un increíble atardecer y nos tentaba para volver en otro momento para encontrar las grandes Marrones que en él se esconden. Así fue que emprendimos nuestro regreso hacia la hostería para despedirnos con una gran cena de “Pastas Patagónicas” y buen vino, saludar a nuestros amigos y dejar lugares pendientes que nos motiven regresar en otra ocasión.

Al día siguiente, antes de que comenzara a la luz de un nuevo día, regresamos a casa en un largo y tranquilo viaje sin complicaciones.

Vuelta

Aprovecho el momento para agradecer la compañía de Maxi y Nico, por la buena onda que le pusieron al viaje, y a Gustavo Berggese que, como siempre, nos atendió como reyes.


Datos de Interés:

  • Hostería Alumine – Cristian Joubert 336, Alumine. Tel: 02942 496174/23.
  •        email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
  • Rest.  La Posta del Rey – Cristian Joubert 312, Alumine. Tel: 02942496248.
  •        email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Emilio

Emilio Quaranta

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Última actualización el Martes, 01 de Septiembre de 2009 14:54
 

Acceso a Usuarios


ConMosca.com.ar