ConMosca.com.ar

 
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Magazine Digital Mosquero

Ya esta publicado el nro 43 del Magazine Digital Mosquero. Para descargarlo, vea la seccion Links o haga click aqui

 

Dorados

Toda la info de la pesca del Dorado

 

Truchas

Todo sobre la pesca de truchas

 

Tarariras

Todo sobre la pesca de tarariras

 

Otras Pescas

Otras especies para pescar con mosca
Enero 2011: Los Espinillos sigue vivo Imprimir
Truchas
Escrito por Enrique de Goycoechea   
Jueves, 20 de Enero de 2011 14:44

Volvimos a este río increíble. Esta es nuestra primer experiencia mosquera del 2011 y la compartimos con todos los conmosqueros queridos

¿Que decir de este río, de este lugar, de esta porción del mundo que no haya sido dicho o escrito ya?
Cómo encontrar la palabra justa, certera, que defina de un sólo golpe todo lo que siente un mosquero cada vez que lanza su línea sobre la superficie de este lecho, cada vez que estas límpidas aguas bañan sus piernas y alivian su espíritu de las fatigas cotidianas.
¿Cuál es la frase que pueda significar un sentimiento inexplicable?...no existe, al menos en mi opinión, aquella construcción discursiva que tanto nos afanamos por encontrar algunos.
Si se me permite alguna reflexión al respecto, no existe la posibilidad de cristalizar ciertas sensaciones, ciertas experiencias, en un lenguaje conformado por un grupo de sonidos, signos y símbolos limitados y predeterminados. La naturaleza del espíritu humano es mucho más grande, compleja e incomprensible de lo que solemos suponer y muchas veces, por su misma grandeza, no puede ser encerrada en los estrechos márgenes de expresión que encierra una lengua, un idioma.
Sin duda, el curso estrecho de un relato lineal no sólo paraliza el movimiento y destruye algunas diferencias clave, sino que también explica mal la irreductibilidad y simultaneidad de las acciones.


No obstante, hacemos lo que podemos. Y mientras divago un poco y pienso como comenzar esta nota me estoy acordando de cierta conversación que tuve en Octubre del año dos mil con un integrante del grupo Los Espinillos. En el curso de aquella charla una frase me quedo grabada a fuego en la memoria: _todo lo que hacemos, me dijo, más allá de todo nuestro esfuerzo y sacrificio, es para darle, a lo sumo, diez años más de vida al río.

Si bien es cierto que para un río cordobés, diez años hoy por hoy no es poco, debido entre otras cosas a una urbanización que avanza de manera desmedida y con escasa o ninguna planificación, recuerdo que esas palabras me provocaron una gran desazón; dejaron un dejo amargo en mi boca.
Así es que con estos recuerdos dando vueltas en el aire emprendí el regreso a los Espinillos junto a Roberto y Diego el pasado 15 de Enero.
Salimos de Córdoba bien temprano, porque la idea era aprovechar la mañana, ya que alrededor de las once el calor se hace sentir con fuerza, no sólo para nosotros, también para las truchas y en mayor medida para estas últimas.
Siguiendo un tortuoso y siempre maltrecho camino arribamos a las siete y media en punto. El río se presentaba con mucha agua y algo turbio, lo que indicaba que había bajado una creciente importante en los últimos días.
De todos modos, para fortuna nuestra, las condiciones permitían la pesca, que ya presentíamos algo difícil.
Comenzamos los tres con pequeñas ninfas y líderes largos. Durante la primera hora de la jornada la única captura fue para Diego Cardeti. La cosa se presentaba realmente complicada.
Sin embargo, a medida que transcurría la mañana, el agua se fue aclarando lo suficiente como para permitir que las truchas comenzaran a dejarse sentir con mayor frecuencia en el extremo de nuestras líneas.
A modo de conclusión algo apresurada puedo decir que el río los Espinillos desborda de peces por todos lados. En cada corredera, en cada flat, a la salida o entrada de capa pozo, los piques se suceden unos a otros casi sin tregua.
Cambiamos las moscas, una, dos, varias veces…hoy no parecen estar “muy selectivas”, es el pensamiento que por momentos me pasa por la cabeza sabiendo de la presión de pesca que soporta este cauce.
Los portes capturados son en su mayoría medianos, de 25 a 30 centímetros. Hacia el mediodía pude capturar una hembrita que acusó unos 38.
Pero más allá del tamaño de estas truchas, lo realmente asombroso es el estado de salud en el que se encuentran; es sencillamente asombroso ver una trucha de 30 centímetros cortar un tippet 4x. Verdaderamente estas truchas sí saben apreciar sus vidas, para deleite de todo pescador al fin y al cabo.
Pero el asunto no termina aquí, las grandes “en serio” están, las ves, casi al alcance de la mano. El tema es hacerlas subir a tomar tu mosca…exasperante.
Y nuevamente vuelvo a recordar aquella charla casi perdida entre las brumas del tiempo:…trabajamos para darle 10 años más de vida al río…
Pues bien, luego de transcurrida una década, en la que los Espinillos, así como todo río del mundo, ha tenido sus altibajos, sin temor a equivocarme puedo decir que las expectativas para los próximos años son las mejores, aún cuando la inevitable “civilización” avanze inexorablemente.


Llegado el mediodía nos encontramos con el último recodo del río antes de que su cauce comienze a trepar los altos farallones que conducen a sus nacientes: las Cumbres de Achala. Decidimos refrescarnos un poco ya que el sol casi literalmente nos incendiaba la ropa.
Luego de un chapuzón reparador, matizado con una charla relajada y distendida acordamos seguir subiendo un centenar de metros más. Las últimas risas fueron ahogadas por el viento y el canto de las chicharras que cantaban desde los árboles de los cerros, que a estas alturas ya nos rodeaban completamente. Nadie las escuchaba…salvo nosotros.
Decidí ahora probar con una seca grande y suculenta. Alargué mi líder hasta los cuatro metros y até un hopper en # 12. Los resultados no se hicieron esperar, sobre todo y teniendo en cuenta la gran cantidad de tucuras que pude observar en las orillas,  muy cerca del agua. 
Antes de regresar subimos hasta un largo flat en donde cada tanto un tímido rice quebraba la superficie del agua. No tuvimos mucha suerte a excepción de Diego que pudo lograr una linda arco iris con una Chernobill en #12.
Ahora bien, a la salida de este flat, el río divide su lecho en dos, para volver a unirse unos sesenta metros más abajo. Elegí realizar mis últimos lances en el brazo menos caudaloso de los dos, el cual describe una curva muy abierta y de aguas tranquilas.
Al aproximarme pude ver que la corriente era bastante uniforme, sin obstáculos que asomaran a la superficie, con una profundidad que calculé en un metro y medio aproximadamente y con el fondo totalmente cubierto de vegetación.
Me dije: _ este es el momento de probar con una buena Damsel. Así lo hice, Pude engañar a cuatro lindas truchas seguidas, la última desafortunadamente me ganó el lance y corrió a ocultarse entre las rocas y plantas del fondo.
La última captura del día fue para Roberto Pérez, en una corredera corta, profunda y de mucha pendiente, lo que le complicó poder acercarla. Una vez rendida, pudo tomarla entre sus manos, apreciarla unos segundos y devolverla nuevamente a su medio.
Emprendimos el regreso, cada uno envuelto en sus propias reflexiones. De vez en cuando el silencio se rompe a causa de un breve intercambio de palabras para decidir el mejor modo de vadear la correntada, que henchida por las lluvias del verano baja veloz y ofrece mucha resistencia a nuestras piernas cansadas.
Detrás nuestro los cerros van quedando en penumbras, los ecos del río se apagan con cada curva que nos acerca a casa, el sol se oculta tras los velos de Achala y su resplandor es lo último que queda del día.
El Espinillos, que de verde y dorados a la mirada se viste, con grises y sombras de la distancia se oculta…y entre tantos matices y colores, lo hiere profundo un camino sinuoso, remoto, olvidado y desgastado por el tiempo…pero siempre vivo y presente.

                                                                                                   Enrique De Goycoechea (el duende)

Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Última actualización el Domingo, 13 de Febrero de 2011 22:57
 

Acceso a Usuarios


ConMosca.com.ar