ConMosca.com.ar

 
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Magazine Digital Mosquero

Ya esta publicado el nro 43 del Magazine Digital Mosquero. Para descargarlo, vea la seccion Links o haga click aqui

 

Dorados

Toda la info de la pesca del Dorado

 

Truchas

Todo sobre la pesca de truchas

 

Tarariras

Todo sobre la pesca de tarariras

 

Otras Pescas

Otras especies para pescar con mosca
Se nace o no se nace pescador Imprimir
Truchas
Escrito por Hernán Sasaki   
Lunes, 10 de Enero de 2011 22:57

Hernan Sasaki, desde Tierra del Fuego, nos hace llegar un relato sobre pesca con su pequeño hijo. A mas de uno, le habra sucedido. Asi se explican los placeres de la pesca, aunque a veces para los que no pescan, no parezcan tan placenteros.

Como puede ser que algo sea horriblemente hermoso??

Levantarse a la madrugada, abrigarse hasta el tuétano, usar un arbusto de baño, con tábanos alrededor, moscas, mosquitos, calor frío, lluvia, viento, nieve, por el efímero disfrute de un pique?. Cuál es el sentido de la cuestión?. Vale la pena tanto ¨sacrificio¨?

Hernan y EzequielY así lo pude entender:

Antes de ayer fuimos al Río Grande para pescar en Maria Behety con unos amigos, viajamos un día antes para que el madrugue pegue menos y estar descansados para la vuelta, comimos en un restaurant como el de Capusotto, el famoso restaurant los H. de P., mal atendidos, nos fuimos a dormir temprano y uno nuestros compañeros no nos dejo pegar un ojo por sus ronquidos.
No pescamos nada en todo el día, nos encajamos con la camioneta, camine 3 kilómetros en el medio de la nada con los waders puestos para buscar ayuda, con viento de frente, frío, lluvia y mas sed que la difunta correa… Todo eso y fui feliz!!
Nos embarramos hasta los parpados para sacar la chata y fui feliz !!
Comimos unos sandwiches de milanesa de parados y contra el viento, bajo una  llovizna cruel empujada por el viento que parece se te clava en la piel, que te moja el pan y… fui feliz!!!
Me clave un anzuelo en la mano que paso la rebaba y que literalmente me tuve que arrancar de la mano con la misma pinza que se las saco a las truchas, y… fui feliz.
Les damos besos a los pescados hediondos y resbaladizos antes de devolverlos y somos felices!
A que viene todo esto: Mucha gente me pregunta que es lo que me gusta de ir tanto a pescar?   Si no les puedo enseñar a pescar? No se lo puedo explicar y creo que tampoco les pueda enseñar como disfrutarlo más que decirles... Se nace y se lleva en la sangre.
Pero este fin de semana pasado lo entendí muy bien y les paso a contar.


Parando en las cabañas Khami en Tolhuin, lindante a estas están las Lagunas Gemelas,  un pesquero pagador de truchas no muy grandes pero de fácil acceso, por lo que decidí ir con mi hijo Ezequiel, iniciarlo oficialmente en la pesca o por lo menos tener el orgullo de llevarlo.

Antes de llegar, por mal cálculo, el chiquitín no le acierta al inodoro y chau calzoncillos por lo que estaba solo con su jogging gris, unos cuantos abrigos de polar y un chaleco grueso.
La tardecita pintaba bastante fea y al llegar al destino de pesca se puso peor.

Hernan y Ezequiel

Pero abrí la puerta de atrás y estaba el enano dormido con su chupete, frío, lluvia, viento, le cerre la puerta despacito para no despertarlo, me subí  y me dispuse a volver, era demasiado cruel hasta para mi ir a pescar, sin embargo el enano se despertó y me dijo que no se quería ir, quería ir a pescar!!!.
De tripas corazón arme el equipo y cruzamos el alambrado, pasamos cardos, calafates, bostas de vaca, pozos, mas viento, mas lluvia, mas frío y sin calzoncillos, sufría yo por él pero, el loco firme al lado mío. Le pregunte si se quería volver, que estaba feo y aparte no había pique, y el tipo seguía mas firme que rulo de estatua. Hasta cuando?,  pensé yo.

Agarraba mi caña 6, que para el era enorme y casteaba conmigo atrás agarrándole la manito, y después recogía la línea  con tironcitos erráticos pero con decisión, compenetrado en que sea pausado como le contaba bajito al oído mientras le decía: atento que en cualquier momento toma, Eze!!. La carita de ansiedad y alegría que tenia. Yo pensaba para mi mismo, -…acá no hay nada placentero en lo que hacemos… .

Y era tanta la inclemencia del tiempo que pescar una trucha o no, no justificaba tanto esfuerzo, o por lo menos,  así lo creía yo.
Después de una hora parado al lado mío, cumplí con mi rol de padre y nos volvimos, era impiadoso para los dos.
Cuando llegamos al lado del auto luego de sus charlas y sus inquietudes sobre Ben 10 y los alienígenas, otros dibujos animados y su perra Lala, le pregunte si le había gustado?
Para lo que me contesto con su vocecita:
- Mañana volvemos, no, pa´? …

 

Hernan Sasaki

 

 

Hernan Sasaki, Ushuaia, TDF

 

Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Última actualización el Lunes, 10 de Enero de 2011 23:12
 

Acceso a Usuarios


ConMosca.com.ar