ConMosca.com.ar

 
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Asociacion Platense de Pesca Con Mosca

Si te estás iniciando o te queres iniciar, si tenes algunos o muchos años en la pesca con mosca, acercate a la Asociación Platense de Pesca con Mosca!!!. Encontranos en http://www.mosqueroplatense.com.ar - Te esperamos!!!

 

Dorados

Toda la info de la pesca del Dorado

 

Truchas

Todo sobre la pesca de truchas

 

Tarariras

Todo sobre la pesca de tarariras

 

Otras Pescas

Otras especies para pescar con mosca
Quebrada del Carbón - Perdicitas - Córdoba Imprimir
Truchas
Escrito por Juanito   
Domingo, 09 de Noviembre de 2008 19:22
Familia, travesía 4x4 y pesca con mosca, una combinación más que interesante para este viaje que realizamos al Río Perdicitas.
Junto a Mauricio Alvarez y Luciana, su señora, comenzamos a darle forma a la idea de poder combinar su hobbie y el nuestro, travesía 4x4 y pesca con mosca, así pusimos como destino el Río Perdicitas. Salimos el sábado a la tarde, Mauricio y Luciana, Fabian y Alicia y Flavia (mi señora) y yo. Al pasar Río de los Sauces, un pequeño pueblo ubicado al pie de las sierras, se unieron Oscar y Marcela. Pusimos rumbo a las minas de San Virgilio, la idea era hacer noche allí, ya que tiene unas habitaciones techadas a donde podíamos armar las carpas, pero al llegar, luego de 2hs de 4x4, nos encontramos con un señor que decía ser el dueño y nos quería cobrar un precio ridículo por pasar la noche allí, por supuesto que dimos la vuelta y nos fuimos hasta el puesto de “Pipin” Salinas. Casi anocheciendo y bajo una llovizna intermitente armamos las carpas, el fuego y preparamos el asado. Mientras cenábamos Oscar me comentaba que hacía un tiempo atrás habían descubierto la entrada a una mina junto a su grupo de 4x4. Esta mina se encuentra en un lugar conocido como la Quebrada del Carbón, y por esta pasa el Río Perdicitas, a donde él creía que habría truchas grandes.

Al día siguiente salimos hacia el vado del Perdicitas, armé el equipo rápidamente ya que tenía poco tiempo para pescar. Comencé pescando los dos primeros pozos arriba del vado, el primero me dio un pique de una trucha mediana, pero no tomó bien la mosca y no se clavó, en el segundo una trucha, también mediana, salía de abajo de una piedra a buscar mi mosca, pero pegó la vuelta a su escondite antes de llegar a tomarla.

Ante esta situación decidí ir a los pozos que se encuentran río abajo del vado, a donde ya había pescado en mi viaje anterior.
El tener poco tiempo me llevó a tratar de hacer las cosas bien, a no tirar si había mucho viento, tomarme el tiempo para leer el río y ver bien a dónde poner la mosca. En un solo tiro tenía que lograr el pique, y así fue, en el primer pozo, otra trucha siguió la mosca y se la saqué de la boca por apurado, y en el segundo pozo ni bien cayó la mosca una trucha de las buenas subió a tomarla, sentí el toque pero la largó rápido, continué recogiendo y volvió a arremeter, pero tampoco pude clavar, el agua del pozo, que al llegar era una aceite, en dos segundos quedó completamente agitada por los dos borbollones de los ataques. Era una trucha grande y ya me llamaban por el handy para seguir viaje. No lo podía creer, la estrategia había sido buena, logré los piques pero el hecho de no haber podido sacar ninguna me dejó muuuy caliente!


Comenzamos a trepar con las 4x4 rumbo a la Quebrada del Carbón, el paisaje es imponente, uno no sabe para donde mirar. Pudimos ver una pareja de Cóndores en una loma al costado del camino, obviamente al acercarnos a fotografiarlos emprendieron el vuelo y nos dejaron esa imagen impresionante en los ojos.


Unos kilómetros más adelante Oscar se desvía del camino por donde veníamos y sigue su GPS hasta la Quebrada. Como su nombre lo indica el río corre por una quebrada bastante empinada, la barranca formada de piedras extraídas de la mina hacía imposible bajar caminando al río. Mirando el río desde esta altura pudimos ver una trucha enorme en una olla pequeña justo debajo de la mina. Había que bajar como sea, así que me ataron con una linga corta al malacate y junto a Mauricio bajamos de a uno hasta el río.



Mientras bajaba las piedras se desmoronaban y rodaban hasta caer justo encima de la trucha!! Decidimos ir río abajo para esperar que a la trucha se le pasara el susto, la estrategia era la misma, lograr el pique en un solo tiro, obviamente la presición y la presentación no deben tener errores. En el segundo pozo una trucha de unos 35cm tomó la mosca ni bien tocó el agua, un par de saltos y al copo.


Volvimos río arriba a intentar con la grande, pero ni se movió, y en el pozo siguiente, Mauricio, que era la primera vez que tenía una caña de mosca en sus manos, hizo un tiro sacado de un libro (con un poco de ayuda del viento), la mosca derivo menos de medio metro y el pique fue instantáneo, mientras Mauricio sostenía la caña en alto aguantando los saltos de la trucha yo me acerqué con el copo y pudimos fotografiarla y liberarla.

Seguimos un poco más río arriba y pude clavar otra trucha pero después de un par de saltos se soltó. Volvimos a intentar con la grande pero fue inútil. Ya era hora de seguir viaje, así que volvimos a engancharnos del malacate para poder subir y continuar con la travesía.
La etapa de pesca ya había terminado, así que quedaba solo seguir disfrutando del paisaje, junto a mi señora y mis amigos, con quienes pasamos un fin de semana espectacular y esperamos poder repetirlo.

 

Juanito
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
Última actualización el Martes, 01 de Septiembre de 2009 14:56
 

Acceso a Usuarios


ConMosca.com.ar